viernes, 12 de junio de 2009

BIENAVENTURANZA...



La bienaventuranza culminó el proceso,
rueda detenida en carencias de dulzones
afanes, melosos ideales y fugaces sueños.

El aplomo y la bonanza atemperan horas
calmas sin desafíos ni retos, retornando al
fin a casa, fiel descanso de epopeyas y
batallas por ganar.

El vacío se hace promesa de no desear ya
más, y la entereza retoza entre endógenos
prodigios y restablecidos visos llenos de
totalidad.

No se lamenta el sentir, ya que ahora anda
ausente, cual augurio equivalente al fidedigno
sentido de percepción evidente que anduvo
siempre latente esperando su licencia.

Y entre el sosiego y la paz alternando con la
dicha, sigo el curso de los soles, viajo hacia
todas las lunas........dormitando sin soñar, sin
divagar ni escapar, del asombro de los versos
que sugieren el lugar donde requiebra mi gozo
coqueto y resplandeciente, fuente fresca en la
alborada saciada ya de mi duende.

Samsara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada